Clases de Mecanografía

Las clases de mecanografía se imparten en colaboración con la FMTE (Federación Mecanográfica y Taquigráfica Española) aplicando el premiado sistema Liébana y  Tablet Digitype.

 

GRUPOS MUY REDUCIDOS CON  FORMACIÓN Y SEGUIMIENTO  INDIVIDUALIZADOS

NOTA: Es recomendable realizar una prueba de nivel (gratuita y sin compromiso) antes de la incorporación a las clases para determinar las necesidades de aprendizaje de cada alumno. Contacta para concertar cita para la prueba.

 

HORARIOS:

Lunes y jueves de 10:00 a 11:00 , 11:00 a 12:00 y 12:00 a 13:00

Martes y viernes de 16:00 a 17:00 , 17:00 a 18:00, 18:00 a 19:00

Martes de 19:00 a 20:00 

Viernes de 19:00 a 20:00 (reciclaje)

Sábados de 11:00 a 13:00 

 

**** INCORPORACIÓN INMEDIATA EN  CUALQUIERA DE ESTOS HORARIOS ****

 

 

El sistema se puede desarrollar indistintamente sobre cualquier teclado, bien mecánico (máquinas mecánicas) o bien informático (ordenadores), si bien al principio, nuestra enseñanza la desarrollamos sobre un teclado mecánico, ya que los dedos y las manos tienen mayor protagonismo que en los teclados informáticos. Este protagonismo lo precisan las manos para llevar a cabo sus acciones y movimientos que la educación de los dedos requieren, así como la necesidad de flexionarlos, recogerlos, moverlos alternativamente y en otros casos para alcanzar la rigidez como es el caso de los meñiques; digitar en las condiciones de destreza, flexibilidad, colocación, distancias entre ellos y las filas del teclado, y en fin todo lo que conduce a una verdadera “educación” de las manos y sus dedos para el correcto aprendizaje y posterior profesionalización de esta asignatura. No obstante, después de cierto porcentaje de la instrucción del sistema se termina sobre un teclado informático y no hay ningún obstáculo ni problema de adaptación para terminar los últimos ejercicios y posteriormente las prácticas sobre un ordenador.

PROCEDIMIENTO MECANOGRÁFICO: EL MÉTODO

La misión del método, cualquiera que sea la técnica que haya de desarrollar, es establecer normas y ejercicios adecuados, pero siempre de acuerdo con los principios y teorías que requieran su aplicación y las características de la actividad a la que se destine. En el caso de la mecanografía, serán las condiciones sobre las que se ha de operar. En este sentido, no hay que olvidar que el teclado y las manos se complementan. Ambos han de aportar sus peculiares características, mecánicas una y naturales la otra, en pro de la escritura y la velocidad. Si la primera tiene ya sus órganos y dispositivos definitivamente dispuestos para cumplir su cometido, las manos, que todavía no los tienen, necesitan ser educadas para poder desarrollar sus propias características y adaptarlas a las del ordenador, funciones que corresponde al método armonizar.