Clases de Taquigrafía

La Taquigrafía ha seguido un camino paralelo al de la Mecanografía, tanto en su nacimiento como en su desarrollo, estableciéndose una similitud bastante acusada a pesar de que desde su nacimiento en España en 1761 hasta nuestros días han pasado dos siglos y medio.

La Federación Taquigráfica Española desde su creación, imparte sus técnicas taquigráficas directamente de las enseñanzas de Francisco de Paula Martí, de Flórez de Pando, de Soto Gangoiti, de González Entrerrios, de Juan J. Moya Aroca, insignes taquígrafos, todos de la misma escuela, precursora de la mejor taquigrafía del país, con un método ágil y fácil, de combinaciones perfectas, con signos de alta resolución y perfección que abarcan desde combinación de declinaciones del artículo hasta terminaciones polisilábicas, de prefijos para cualquier caso o problema que plantee nuestro idioma; signos verbales, partículas negativas, signos convencionales y en fin, todo lo relativo y necesario para que el alumno-opositor se encuentre en la seguridad de que con su trabajo, esfuerzo y los medios que ponemos a su alcance obtendrá con relativa facilidad la meta deseada.

El sistema, una vez acabado el periodo de aprendizaje, -entre 3 y 4 meses- obtiene una velocidad punta entre 60 a 80 palabras por minuto. En unos meses más, dependiendo del interés y el esfuerzo del alumno, se consigue la velocidad deseada (100 palabras por minuto, aproximadamente), para la Escala Administrativa de las Cortes Generales, Asamblea de Madrid, otros organismos estatales, o la empresa privada (Taquigrafía comercial). Con un periodo superior (140/160 palabras por minuto, de ahí en adelante) para el Cuerpo de Taquígrafos, Congreso y Senado, Asamblea de Madrid, Ayuntamiento y Cámaras Representativas (Taquigrafía Parlamentaria).

Si tienes interés en nuestras clases presenciales, grupales o individuales, por favor, contacta con nosotros en contacto@academiafaya.com